Adrian Molina at a podium outside delivering his poetic invocation at the Martin Building reopening

Mira la Invocación Poética de Molina

El poeta y artista Adrian H. Molina, también conocido como Molina Speaks, escribió e interpretó una invocación poética para la ceremonia del Día de Celebración de la Reapertura del rediseñado Edificio Lanny y Sharon Martin y el nuevo Centro de Bienvenida Sie del Denver Art Museum el pasado otoño. Cuando estábamos planificando el momento en que reabriríamos el edificio al público, sabíamos que era esencial incorporar muchas voces e integrantes de la comunidad a la celebración. Además, decidimos que era importante que la última palabra pronunciada durante la ceremonia de inauguración proviniera de uno de los miembros de la comunidad, y no del museo, como un símbolo de bienvenida a los visitantes de regreso a su Denver Art Museum.

El Centro de Bienvenida Sie fue concebido como los brazos abiertos del Denver Art Museum y para poner de relieve un espacio para la expresión creativa y la construcción de comunidad. Por tal motivo, quisimos que las presentaciones en la ceremonia de reapertura, especialmente ese momento final antes de que se cortara el listón y se abrieran las puertas, hablaran del poder de la creatividad y la conexión.

Heather Nielsen, directora ejecutiva de Aprendizaje y Participación, y yo nos reunimos con Adrian en el museo para hablar de las ideas y procesos que inspiraron la renovación, las opciones de diseño y las reinstalaciones de las salas. Compartimos con él la historia del arquitecto Jorge Silvetti cuando utilizó una pintura de naturaleza muerta clásica para demostrar su visión del Centro de Bienvenida. En una de las diapositivas, Silvetti mostró el cuadro, una mesa más bien apagada a la que claramente le faltaba algo; en la siguiente, volvió a colocar el elemento que había quitado, una naranja brillante y fresca que unía todos los objetos y hacía la escena más viva, más completa. El campus del museo necesitaba un naranja, nos dijo, que uniera el Edificio Hamilton y el Edificio Martin. Adrian incorporó esa historia con mucha creatividad en la invocación con un verso sobre cómo el Centro de Bienvenida estaba inspirado en una fruta.

En el transcurso de la semana siguiente, Adrián visitó el museo muchas veces, a veces solo, otras veces con la familia (en el poema comparte una historia sobre la experiencia que tuvo con su hijo en las salas de Arte Latinoamericano y de la América Antigua) para observar los detalles, experimentar la atmósfera de cada nuevo espacio y ser testigo de cómo "todos los espíritus alojados en el segundo, tercer y cuarto piso escapan de sus plataformas y cajas y vitrinas... [para] reunirse en la azotea y... bailar juntos desenfrenadamente".

El resultado de aquellos momentos que pasó en las nuevas salas fue "Una invocación poética a la reimaginación" que Adrian compartió en la ceremonia de inauguración. Para compartir el poema con el público próximo y distante, presente y futuro, encargamos a Adrian, junto con la videógrafa Mary Grace Legg, que lo recrearan en un formato de video que diera vida a sus palabras e inspiración. Velo a continuación: ¡esperamos que lo disfrutes!